SOLOS EN LA MADRUGADA (1978)

solos_en_la_madrugada-582902930-large
ESTRENO: 3 de ABRIL de 1978
[Cines Carlos III y Princesa, Madrid]
Screen Shot 2017-02-10 at 7.14.03 PM.png
Así se anunciaba en el diario ABC el 31 de marzo de 1978
Duración: 1 h 48 min
Director: José Luis Garci
Fotografía: Manuel Rojas
Música: Jesús Gluck
Guión: José María González Sinde | José Luis Garci
PRODUCTOR: José María González Sinde

Los exteriores e interiores naturales de esta película han sido rodados en Madrid.

screen-shot-2017-02-06-at-5-41-39-pm
Crédito inicial
screen-shot-2017-02-06-at-5-33-55-pm
Plano inicial
Frases de la película:
“Yo estaba como siempre en mi casa durmiendo tan ricamente y llegaste tú como un torbellino. Me diste de desayunar, me jodiste, me diste de comer. Y así unas semanitas. Y yo no he protestado…Pero por lo que no paso es que te pongas a leer mis papeles y pontifiques…tú eres de Levi Strauss, Marcusse, Umberto Eco, Pink Floyd y el maricón ese del David Bowie…y ahora vienen los hijos de papá a enseñarnos a todos y decirnos que somos unos reaccionarios y unos tristes”. (José a Marte)

 

“Me han dicho que la ley del divorcio puede caer para finales del 78”. (Elena)
screen-shot-2017-02-08-at-8-53-10-pm
Dedicatoria de la película

José Miguel García Carande (José Sacristan), periodista y locutor de radio de 37 años, realiza un programa diario que ha conseguido una enorme audiencia nacional y que se titula ‘Solos en la madrugada’: “un espacio oportunista, cínico y reaccionario, hecho por desesperados para desesperados”, como cuenta él mismo al principio de la emisión. Casado y separado de Elena (Fiorella Faltoyano), José tiene dos hijos, a los que casi no ve. Por mediación de Lola (María Casanova), la co-presentadora del programa, José conoce a Maite (Emma Cohen), más joven que él, extrovertida y de mentalidad más liberal de lo que él quisiera. El choque emocional de su relación con estas dos mujeres hará cambiar a José, cuya visión pesimista de la vida ha hecho que su programa se convierta en una crónica satírica de la sociedad española en la transición democrática de finales de los años setenta. 

screen-shot-2017-02-08-at-8-13-29-pm
José, Elena y los carteles electorales de Adolfo Suárez (UCD)
Screen Shot 2017-02-09 at 8.37.39 PM.png
La joven Maite

Solos en la madrugada es la película de la nostalgia, y en ella José Luis Garcí parece hacer votos para no caer nunca más en semejantes lloriqueos y empezar a mirar el porvenir con aguerrido talante. La larga parrafada que José Sacristán-locutor dedica a sus oyentes en el filme es una especie de exhortación destinada a que olvidemos viejas heridas, o simplemente las frustraciones de una generación que no hizo la guerra pero que tampoco pudo deshacer nada. (Maruja Torres, El País, 1984)

screen-shot-2017-02-08-at-8-45-03-pm
José y Lola, la «Culo de Oro», en la emisora

Los tres monólogos que José presenta en su programa de radio van acompañados al final de tres canciones conocidas por todos: «Cuando calienta el sol» (Hermanos Rigual), «Tell Laura I love her» (Ray Petersen) y «Unchained Melody» (Righteous Brother), en ese orden de aparición.

screen-shot-2017-02-07-at-10-12-47-pm
José dando de comer a sus hijos en una cocina española típica de finales de los 70
screen-shot-2017-02-08-at-6-37-01-pm
La soledad del hombre español de mediana edad durante la Transición
screen-shot-2017-02-08-at-8-53-47-pm
Monólogo final de José

Solos en la madrugada comienza donde termina la anterior película de Garci, Asignatura pendiente. Las primeras expectativas de apertura tras la muerte del dictador Franco se van cumpliendo, pero a un ritmo mucho más lento de lo que cabía esperar. Los que nacieron y crecieron durante el franquismo comienzan a darse cuenta de que ninguna reforma política, por liberalizadora que sea, podrá compensarles de una adolescencia y una primera juventud marcadas por lo que Sara Torres llama «las brujas titánicas», es decir, la intolerancia, la mojigatería, el militarismo, la represión sexual, política e intelectual. Tras la euforia del primer momento democrático, empezó a cundir la frustración y la nostalgia, el dolorido recuerdo de lo poco que compensaba por las privaciones pasadas y hasta cierto resentimiento contra generaciones más afortunadas que gozaban de buenas a primeras de beneficios que a otros les llegaban ya demasiado tarde.

CULTURA Y SOCIEDAD DE ESPAÑA

screen-shot-2017-02-08-at-9-26-13-am
Celebración de la legalización del Partido Comunista de España en 1977
Anuncio publicitario